Liberadas seis víctimas de explotación sexual en un club de alterne de Zamora

Los dos detenidos colaboraban con ciudadanos portugueses, que perseguían y capturaban a las víctimas si lograban escapar

Liberadas seis víctimas de explotación sexual en un club de alterne de Zamora
Fuente: Ministerio del Interior

Tiempo de lectura estimado: 2 minutos


La Policía Nacional ha liberado a seis víctimas de explotación sexual y ha logrado el cierre cautelar de un club de alterne en Zamora. Como consecuencia, han sido detenidas dos personas, para las que se ha decretado prisión provisional.

Los detenidos obligaban a sus víctimas a prostituirse y contaban con la colaboración de ciudadanos portugueses, encargados de perseguir, capturar y devolverlas al club si conseguían escapar antes de pagar su deuda. La organización estaba asentada en España, Portugal y Brasil, siendo en este último país donde captaban a sus víctimas. El principal responsable de la organización era el propietario de un club de alterne donde prostituía a sus víctimas en España y quien financiaba los gastos del viaje, incluida la obtención del pasaporte. 

La red criminal facilitaba la entrada en territorio Schengen valiéndose de ciudadanos de nacionalidad portuguesa con residencia en Portugal que emitían cartas de invitación a las víctimas. El traslado se realizaba vía aérea desde Brasilia a Lisboa principalmente, donde se les proporcionaba la carta. Allí las llevaban al local del propietario del club por carretera, aprovechando las dificultades que arroja el movimiento sin control a través de la frontera entre España y Portugal, lo que dificultaba la acción de la justicia y, por consiguiente, facilitaba la realización de su actividad delictiva.

Las víctimas eran captadas en su país de origen a través de conocidos de uno de los detenidos o, incluso, de mujeres de nacionalidad brasileña que ya se encontraban en Europa y que contactaban con las víctimas mediante un grupo de WhatsApp creado a tal efecto. Algunas de estas mujeres, las que captaban a las víctimas estando en Europa, habían mantenido una relación sentimental con el principal responsable de la actividad criminal.