Educación 2023: enseñar con ciencia

Un repaso por los avances en educación para mejorar las habilidades de comunicación, concentración y el apoyo en las nuevas tecnologías.

Educación 2023: enseñar con ciencia

Tiempo de lectura estimado: 12 minutos


Los avances e investigaciones en el campo de la educación no suelen tener tanto impacto ni ser tan inmediatamente útiles como los que se producen en los campos de la salud, las ciencias, la tecnología y la ingeniería. La educación no es una ciencia exacta ni experimental, y aunque la neurociencia tiene mucho que decir sobre cómo nuestro cerebro asimila información, lo cierto es que somos tan distintos unos de otros que es difícil encontrar fórmulas de eficacia probada.

Pero no hay duda de que se puede ser científico enseñando, y se puede ser científico investigando sobre educación. Los hallazgos quizá no sean tan incontestables como la eficacia de una nueva vacuna o las imágenes de lo más lejano de la galaxia, pero tienen un efecto importante a largo plazo. Al fin y al cabo, se trata de garantizar que de las aulas sigan saliendo descubridores e investigadores en todos los campos.

Por ejemplo, ¿qué nos dicen la ciencia acerca de la mejor manera de aprender a escribir? ¿Son necesarios los libros de texto para lograrlo? O ¿cuándo y por qué aprenden mejor niños y adolescentes? ¿Es eficaz, según los estudios, el método Montessori?

Otra manera de ser científicos es analizando y comparando los datos (anónimos) de millones de alumnos de un país para tomar decisiones objetivas e informadas sobre el sistema educativo: sus aciertos, sus carencias, las áreas que necesitan mejora. Empezando por algo tan sencillo como averiguar cuántos estudiantes no terminan la educación básica obligatoria para poder investigar las razones y las posibles soluciones.

Educar científicos y científicas

Además de educar con ciencia, durante 2023 hemos publicado muchos artículos sobre cómo enseñar ciencia. Descubrir si nuestros hijos tienen ese espíritu indagador que se puede fomentar desde la más tierna infancia y ayudar, con talleres y actividades, a que ese entusiasmo no decaiga.

Hemos planteado por qué no hay que resignarse a ser malo en matemáticas, cómo elaborar auténticos problemas matemáticos dignos de ese nombre, e incluso ofrecido la posibilidad de dar paseos matemáticos.

Nuestros expertos nos han explicado por qué acercar la biodiversidad a los niños y niñas de primaria es especialmente importante en los entornos urbanos en los que se mueven la mayoría de ellos.

Aprender a expresarse, la llave de un futuro pleno

Si las ciencias son importantes, la lengua es imprescindible. La adquisición del lenguaje durante los primeros años de vida es uno de los hitos fundamentales del desarrollo. Este año hemos podido investigar los efectos que la pandemia tuvo en aquellos que vivieron esos meses confinados y rodeados de mascarillas, la generación pandemia.

Adquirir es una cosa, aprender otra: desde que comenzamos la escuela la asignatura de lengua está presente en nuestras vidas hasta que terminamos la educación obligatoria. La “tortura” de la morfología, la sintaxis y los comentarios de texto no tienen otro objetivo que el de darnos la herramienta más importante en el desarrollo vital de cualquier persona: comunicarse de manera eficaz. Cosas obvias, como entender lo que leemos, y ser capaces de expresar oralmente o por escrito ideas de una manera clara, no son innatas.

Los teclados y las pantallas facilitan mucho este proceso comunicador, pero también renunciamos a muchas cosas cuando dejamos de escribir a mano, de dibujar, o de comunicarnos en directo y en persona.

Tan importante es el manejo del idioma que en The Conversation hemos decidido poner este año en marcha una minisección o serie de artículos dedicados a dudas y curiosidades lingüísticas de todo tipo, desde de dónde viene la ñ hasta por qué son tan importantes las comas. La hemos llamado En la punta de la lengua y esperamos continuar explorando las mil facetas y orígenes de las palabras.

Diversidad y personalización

El futuro de la educación pasa por un aula (real o virtual) donde el docente o los codocentes puedan conocer a fondo los puntos fuertes y las carencias de cada alumno y adaptar la manera de enseñar a esas particularidades. Las aulas son ya diversas en múltiples aspectos, desde la configuración socioeconómica, lingüística, geográfica y cultural de los alumnos hasta las muy distintas necesidades, capacidades, identidades y sensibilidades que existen entre ellos: los docentes exigen que se les forme para afrontar esta diversidad, saber detectarla y poder aprovecharla.

Por ejemplo, en el caso de las altas capacidades. Niños y niñas (aunque estas se camuflan más y son más difíciles de identificar) que destacan por su madurez, por su capacidad de comprensión, por su alto grado de perfeccionismo, y que pueden sentirse desenganchados del discurrir de una clase magistral al estilo tradicional.

¿Y cómo afrontar la diversidad en la clase de educación física? Esta asignatura, que puede llegar a ser la más detestada por algunos alumnos, necesita incluir en sus métodos de evaluación otros baremos, y enseñar que lo importante no son los resultados, sino el proceso. Un tópico difícil de digerir para algunos niños, pero tanto más imprescindible de entender y aprender.

Concentrarse, parar, atender

En el año 2023 la preocupación de educadores y familias por los efectos de la vida digital de los niños y adolescentes ha ido en aumento: si hasta a los adultos nos cuesta más leer un texto largo, parar o superar la pereza mental, ¿cuál puede ser su efecto en los más pequeños?

Investigadores de distintos ámbitos nos han enseñado a ser buenos padres digitales, o predicar con el ejemplo y no ignorar a los niños por mirar el móvil. Nos hemos tomado muy en serio este desafío, y hemos publicado artículos expertos que destacan la importancia de enseñar, supervisar y no solo prohibir. Establecer normas consensuadas es más eficaz. Sin llegar a sobreproteger, porque también hay que aprender de los errores.

ChatGPT: dudas metódicas y existenciales

Si el lector ha llegado hasta aquí, probablemente se preguntará cómo es posible que en 2023 no hayamos dedicado enorme espacio a hablar de la disrupción tecnológica que definió este año, y que sin duda tiene implicaciones importantes en el ámbito de la educación.

Por supuesto, lo hemos hecho. ChatGPT ha exigido a los docentes enfrentarse a una nueva manera de evaluar y de ejercer. ¿Cómo afectará a la enseñanza de idiomas, de la Historia o de las ciencias? También puede servir para que la universidad se replantee su misión y sentido. Tendrá, sin duda, una aplicación positiva si lo sabemos incorporar con sentido.

¿Y cuál es su importancia a la hora de elegir carrera? ¿Cuáles serán los trabajos del futuro? ¿Están suficientemente asesorados los jóvenes cuando se trata de decidir su carrera profesional?

Vivimos tiempos interesantes para dedicarse a la educación en todos sus ámbitos, del formal al doméstico. Los desafíos son varios, hasta el punto que docentes, padres, madres y tutores a veces se sienten sobrepasados. Aquí seguiremos ofreciendo reflexiones y análisis lo más científicos posible para enfrentarnos a ellos, y a lo que traiga 2024.The Conversation

Eva Catalán, Educación, The Conversation

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

¿Cuál es tu reacción?

like

dislike

love

funny

angry

sad

wow

  • Joaquín Gorreta Martínez
    Joaquín Gorreta Martínez
    COMO DESARROLLAR CONCIENCIA ESPIRITUAL Con el patinete eléctrico 1- velocidad aconsejable 20 kms 2- aceleraciones suaves y progresivas, igual máxima comodidad y seguridad 3- ceder el paso a todos los peatones posibles en tú trayecto, igual a máximos actos de conciencia 4- agradece a los conductores que te ceden el paso, igual a educación espiritual 4- agradece a los conductores que te ceden el paso, igual a educación espiritual 5- tu relajación y evolución será progresiva a más tiempo más actos de conciencia, igual a pura inteligencia.
    2 meses atrás Responder  Me gusta (0)